13 de ABRIL de 2020

El debate de pass/fail en las universidades en medio de pandemia de COVID-19

Reseñado por: Paula Ayala López

El efecto de la pandemia del coronavirus sobre la educación ha sido uno monumental. Escuelas y universidades a nivel global se han visto obligadas a cambiar sus modalidades de presenciales a virtuales en poco tiempo para intentar adaptarse a estas nuevas circunstancias. En la revista en línea Inside Higher Ed, la periodista y reportera Lilah Burke nota que, como efecto de este cambio repentino, algunas universidades han cambiado sus sistemas de evaluación académicas de notas a un sistema pass/fail (aprobación/reprobación) por el resto del semestre.

Usualmente, la opción de ser calificado mediante un sistema pass/fail en lugar de notas o porcentajes se decide al principio del semestre, y se suele restringir a una cierta cantidad de clases. Sin embargo, universidades como la Universidad de Duke han decidido que ésta es la mejor opción para mitigar las ansiedades y preocupaciones que los estudiantes pueden albergar durante esta crisis.

”Esperamos que esta estrategia facilite las transiciones necesarias a los cursos remotos y promueva un fuerte compromiso en los estudiantes”, explicó la administración de la Universidad de Duke en una carta electrónica a sus alumnos.

¿Qué piensan los estudiantes?

Varios estudiantes han creado peticiones para que más universidades cambien sus sistemas de calificaciones por este semestre. Entre varias razones, apuntan al aumento de estrés y ansiedad como efecto de la pandemia, y la dificultad de los estudiantes y los profesores de adaptarse a los cursos remotos de una forma tan inesperada.

«Cuando aprobación y reprobación son las únicas opciones, permite que el profesor se enfoque en el aprendizaje y crecimiento, mientras que los alumnos tienen más oportunidades para intentar, equivocarse y mejorar sin sentir que todo está perdido o que su GPA será arruinado», argumenta David Perry, el asesor académico en la Universidad de Minnesota, en un artículo de opinión para CNN.

Sin embargo, Burke afirma que algunos estudiantes se han expresado en contra de este cambio, ya que aquellos que están solicitando a escuelas graduadas temen que la falta de notas o porcentajes afecten sus registros académicos negativamente. Por tal razón, algunas universidades han optado por ofrecer pass/fail como una alternativa opcional, mientas otras han decidido continuar con sus sistemas tradicionales de calificación.

Brad Wuetherick, el director ejecutivo de enseñanza y aprendizaje en la Universidad de Dalhousie forma parte de los que dudan de la efectividad de este cambio, «Decidimos que pass/fail es un instrumento demasiado contundente».

Este debate aún continúa entre las administraciones universitarias, los estudiantes y los expertos educativos. Situaciones como estas revelan cuán profundamente una crisis puede afectar el mundo educativo, y cómo las decisiones que tomamos en estos momentos pueden alterar el desempeño académico del estudiante, su salud mental y emocional, entre otros factores.

Para leer el artículo completo titulado «#PassFailNation», acceda al enlace aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales...